Gregg Popovich pide al público de San Antonio que pare de abuchear al rival Kawhi Leonard | Baloncesto | Deportes

Gregg Popovich, técnico de los San Antonio Spurs, fue protagonista de una curiosa anécdota durante el partido de esta madrugada perdido por su equipo en casa contra Los Ángeles Clippers (102-109), al tomar el micrófono entre dos tiros libres de Kawhi Leonard para pedir a su propio público que parara de pitar a sus rivales. “Perdonadme un segundo. ¿Podemos parar de abuchear y dejar jugar a estos chicos? Tengan un poco de clase. Esto no es lo que somos. Basta de abucheos”, dijo Popovich.

Quedaban 3.06 minutos del segundo cuarto y los Clippers ya iban ganando por 39-48. Su mensaje no fue recibido positivamente por el público texano, que incrementó el nivel de los abucheos a los jugadores de los Clippers. Con Popovich en el banquillo, Leonard fue campeón de la NBA en 2014 con los Spurs, siendo elegido como el mejor jugador de las finales. Popovich lleva siendo el entrenador de los Spurs desde 1996 y ha conquistado con ellos cinco campeonatos de la NBA (1999, 2003, 2005, 2007 y 2014).

Tras el título de 2014, Leonard fue elegido mejor jugador defensivo del año de la NBA en 2015 y 2016. Sin embargo, solo jugó nueve partidos en la temporada 2017-18 debido a una lesión en el cuádriceps que además le enfrentó al equipo médico de los Spurs. Pidió salir de la franquicia en 2018 para recalar en los Raptors, con los que fue campeón en 2019. Desde entonces, el californiano de 32 años es considerado como un enemigo por muchos aficionados de los Spurs.

Preguntado después del partido por su intervención, Popovich no dio muchas explicaciones, pero dio a entender que era contraproducente provocarle. “Cualquiera que sepa algo de deportes, sabe que no se pincha al oso”, dijo después del partido. Y cuando le pidieron si podía aclarar su respuesta, se limitó a reiterarla tras un cortante: “He hablado en inglés”. Leonard acabó el partido como máximo anotador, con 26 puntos, a los que sumó cuatro rebotes y cuatro asistencias, guiando a los Clippers a su tercera victoria consecutiva en la NBA.

Leer más  Carvajal, brócoli al horno y otro gol | Fútbol | Deportes

“Si no llevo puesta la camiseta de los Spurs, probablemente me abuchearán el resto de mi carrera”, dijo Leonard. “Es lo que hay. Son de los mejores aficionados de la liga y son muy competitivos”, añadió.

Era la 14ª vez que Leonard se enfrentaba a los Spurs en San Antonio desde que dejó el equipo. Ya ha sido abucheado en otras ocasiones, así que no está claro por qué Popovich decidió intervenir precisamente esta vez. Los aficionados abuchearon estruendosamente a Leonard la primera vez que jugó en San Antonio tras su traspaso a Toronto, pero los pitidos habían ido disminuyendo con el paso de los años.

Este mismo lunes, los Clippers ya jugaron en casa de los Spurs y hubo división de opiniones. “Fue un poco 50-50 esta noche. Escuché algunos vítores y algunos abucheos. Pero como he dicho antes, es una afición competitiva. Quieren ganar todos los partidos, así que una vez que llego al partido, va a haber algunos abucheos. Pero paseando por la ciudad, o en los restaurantes, me muestran cariño”, explicó tras ese partido, que los Clippers ganaron 99-124.

“Creo que fue un momento increíble, a pesar de los abucheos de los aficionados, creo que incluso más”, dijo tras el partido Paul George, que contribuyó con 24 puntos. “Pop cubriendo las espaldas de Kawhi en esa situación”. James Harden, otro jugador muy pitado por el público, anotó 16 puntos, con seis rebotes y nueve asistencias. En los Spurs, que son colistas en la Conferencia Oeste con 3 victorias y 12 derrotas, las últimas 10 de forma consecutiva, el francés Victor Wembanyama aportó 22 puntos, 15 rebotes y tres asistencias.

Leer más  Un hermano y una amiga de Jenni Hermoso ratifican al juez que la jugadora recibió presiones tras el beso no consentido de Rubiales | Deportes

No constan precedentes de un entrenador interrumpiendo los abucheos al público en pleno partido. El incidente recuerda si acaso a cuando el polémico entrenador de los Indiana Hoosiers, Bobby Knight, tomó el micrófono para reprender a los aficionados por sus acciones durante su enfrentamiento contra Michigan State el 21 de enero de 1989. “No me importa cuál sea la calidad del arbitraje, aquí no tiramos cosas”, dijo Knight. Quizá no era el más indicado para decirlo, conociendo sus antecedentes, incluida la vez que lanzó una silla a la pista mientras un rival lanzaba tiros libres.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.