Endesa garantiza a Enel un dividendo mínimo de un euro hasta 2026 pese al revés del laudo | Economía

La sede de Endesa, en Madrid, en abril del año pasado.SUSANA VERA (REUTERS)

Los 530 millones de euros del reciente laudo en contra de Endesa ya son visibles en los planes de la segunda eléctrica española. Pese a rebajar las expectativas de dividendo este año, la voluntad de la empresa, sin embargo, es aislar los pagos en los próximos ejercicios para garantizar una retribución sustancial a su principal accionista (la italiana Enel, con el 70% del capital y que necesita como el comer este dinero para repagar su deuda).

Apenas 72 horas después de dar a conocer el resultado contrario a sus intereses en el contencioso que mantiene con una firma de suministro de gas natural, la eléctrica se compromete a repartir un “mínimo garantizado” de un euro por acción en los tres próximos años. Un periodo en el que distribuirá siete de cada 10 euros ganados y en el que prevé ganar 400.000 clientes de mercado libre, con diferencia el más rentable para las eléctricas. Al final del periodo, estos deberían rondar los 7,5 millones, frente a los 7,1 actuales.

En lo puramente financiero, las nuevas proyecciones de la compañía prevén un aumento del 20% en su resultado ordinario neto respecto a sus previsiones anteriores (que iban de 2023 a 2025), al pasar de 5.000 a 6.000 millones de euros en todo el periodo. La deuda neta, por su parte, debería caer en un 15% respecto a los valores actuales, hasta una horquilla de entre 8.000 y 9.000 millones. Esta última es una métrica clave en un momento como el actual, tras la subida de tipos de interés más drástica desde que hay registros.

Leer más  Alemania y Francia arrastran la actividad empresarial de la zona euro a su peor momento desde la pandemia | Economía

El nuevo plan estratégico, presentado este jueves por la compañía que dirige José Bogas, incluye una inversión de 8.900 millones de euros en España hasta 2026, con el foco puesto en dos ámbitos: redes y renovables. La capacidad de generación verde —un área en la que los márgenes “serán mayores” en los próximos años, según el director financiero de Endesa, Marco Palermo— crecerá en 3,6 gigavatios (GW) y cerrará 2026 en 13,9. Para entonces, el 93% de la electricidad generada por la empresa debería ser libre de emisiones: o renovable o nuclear.

A diferencia de la mayoría de firmas del sector, más volcadas en la fotovoltaica, la eólica será mayoritaria en su mix de crecimiento: 2 GW, frente 1,6 GW de la solar. Las baterías, por su parte, van abriéndose paso con la promesa de poder arbitrar entre horas muy baratas (las diurnas) y muy caras (las nocturnas), y sumarán 0,2 GW de nuevo cuño.

Endesa ha aprovechado, también, la presentación del nuevo plan estratégico para reclamar una mejora en la retribución de las redes: las inversiones en este campo, subraya, deben estar “respaldadas” por una “remuneración adecuada”. En plata: pide que aumenten los peajes que se pagan en la factura de la luz para hacer frente a las ingentes inversiones que están por venir, tanto en transporte (responsabilidad de Red Eléctrica de España) como en distribución (del que se encargan las principales compañías eléctricas, entre ellas la filial de Enel en España).

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días