Nico Paz, el chico tímido que pide turno en el Real Madrid | Fútbol | Deportes

Nico Paz lucha con Zambo Anguissa por un balón durante el Real Madrid-Nápoles del pasado miércoles.Angel Martinez (Getty Images)

Nico Paz terminó su primera temporada en la cantera del Madrid, con 13 años, perdiendo 2-1 ante el Barcelona de Gavi en un torneo de Zaragoza con nombre italiano, Stadium Venecia. Cayó su equipo, pero aquella jornada de 2017 este chaval recién aterrizado desde Tenerife dejó una de sus primeras buenas actuaciones en la cantera blanca. “Esa campaña progresó mucho dentro de su timidez. Cuando llegó, estaba en la media. No era el mejor ni el peor del vestuario”, recuerda Carlos del Rey, su primer técnico en ese Infantil B. “Era súper introvertido, al pobre le costaba mirarte a los ojos. Muy tímido. Sin embargo, dentro del campo era todo desparpajo y creatividad”, añade por teléfono este entrenador que permaneció siete cursos en la academia madridista y que ahora trabaja en el Club Unión Zona Norte.

Paz, de 19 años, no daba abasto con los mensajes de felicitación horas después de pasaportar al Nápoles. Y por haberlo hecho además en Champions, según comentaba este jueves este centrocampista ofensivo, el valor más emergente de una cantera a la que le cuesta poner picas en el Bernabéu. “Es un mensaje para el resto de canteranos: esto es posible”, proclamó el miércoles en caliente. Él fue el único de los jugadores de campo del filial que hicieron la pretemporada con el primer equipo, las lesiones le abrieron una rendija en otoño y frente a los italianos se destapó con un gol lejano que Alex Meret no atinó a despejar. Una de las virtudes de este joven, nacido en Tenerife, que ha elegido la selección argentina por su padre, Pablo Paz, exdefensa del Tenerife e internacional albiceleste en el Mundial 98. Las lesiones en la medular le abren este sábado contra el Granada otra ventana.

Leer más  Al menos 15 de las 23 futbolistas de la selección española incluidas en la lista de Tomé insisten en que no quieren ser convocadas | Fútbol | Deportes

Visto en perspectiva, tres aspectos llamaron la atención sobre Nico Paz nada más ser captado por el Madrid: esa timidez, lo bien que entendía el fútbol pese a su corta edad y que físicamente no era ningún portento. Curiosamente, si algo le ha hecho despegar en 2023 por encima del resto de su camada, ha sido su poderoso tren inferior para imponer a partir de ahí la técnica individual, su clásico recorte hacia dentro, el regate y el disparo con la izquierda. “Físicamente, era delgadito”, apunta Carlos del Rey. “No un enclenque, pero no era de los que decías que no le pillabas si salías a correr. No sacaba ventaja del físico, sino de la calidad. Y mira ahora, es una bestia con esos cuádriceps [mide 1,86]”, advierte este técnico, que explica que en Valdebebas “no se empieza la rutina del gimnasio hasta el Cadete B, con 14-15 años”.

A Nico Paz lo ha dirigido Álvaro Arbeloa, en el Juvenil A, y Raúl, en el Castilla. También Fran Beltrán, el actual preparador del Marbella FC, hace dos campañas en el Juvenil B, el momento, según este entrenador, del gran cambio físico del joven. “Empezó a ser algo parecido a lo que es ahora. Hubo una parte de trabajo personal y luego el desarrollo propio de la edad”, afirma el técnico, que destaca su “don para el gol” -incluido en el juego aéreo- y su constancia, “algo que muchos jóvenes no tienen”, puntualiza. Su carácter callado y serio, eso sí, no ha variado. “Es el típico que no te va a decir grandes cosas, pero le ves en la mirada que quiere ser alguien en esto. Es competitivo, aunque también necesita cariño”, describe Beltrán.

Leer más  Griezmann-Morata, la inesperada pareja que lidera al Atlético más goleador de la era Simeone | Deportes

Hace justo un año, apenas había jugado con el Castilla. Su vida estaba en el Juvenil A de Arbeloa, pero acabó el curso como indiscutible del primer filial y esta temporada es la gran referencia ofensiva con Raúl. “El problema del Castilla es que no aparecen Nico ni César Palacios todo lo que deberían. Ellos brillan mucho más cuanto mejores son sus compañeros. Son muy precisos y generan calidad”, explica un analista bajo condición de anonimato que sigue el día a día de las canteras. “Es diferencial cuando recibe en zonas como contra el Nápoles, en giros, potencia de salida, regate y disparo. En el primer contacto, gestiona muy bien el cuerpo, y controla orientado para quitarse la marca y finalizar”, detalla sobre Paz, que lleva cinco tantos en Primera Federación y del que espera, no obstante, “más continuidad”.

“Ha debutado con el Madrid y ha ganado un partido. Ahora a ver… Esto es como salir de la universidad y buscarte la vida”, desliza su exentrenador Carlos del Rey. Y en paralelo a su progresión en el Bernabéu, donde tiene contrato hasta 2027 tras recibir el interés de clubes de Premier, España, Italia y Francia, está su filiación con la selección argentina, con la que podría disputar los Juegos de París. Según explicó su padre en verano en Radio Marca, la federación española nunca le ha llamado. Este periódico preguntó en Las Rozas por su situación y tampoco obtuvo respuesta. De momento, la Albiceleste maniobró hace un año y medio para juntar a la absoluta con la sub-20 durante unos entrenamientos, y Nico Paz se hizo una foto con Leo Messi que el joven madridista destaca en sus redes.

Leer más  Vinicius: “Todos quieren pelea conmigo para salir en la prensa y yo no soy un santo” | Fútbol | Deportes

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_