El Gobierno negocia la evacuación de Gaza de hasta 170 ciudadanos tras la salida de un segundo español | Internacional

Decenas de ciudadanos aguardan en el paso fronterizo de Rafah para cruzar a Egipto desde la Franja, este miércoles.HAITHAM IMAD (EFE)

Un segundo ciudadano español ha conseguido salir este jueves de Gaza. Se trata de Jesús Sánchez, empleado de la UNSCO, la oficina de Naciones Unidas para el proceso de paz en Oriente Medio. Sánchez figuraba en la lista de 500 cooperantes internacionales, miembros de ONG y empleados de agencias de la ONU con pasaporte extranjero que las autoridades de Gaza hicieron pública el miércoles. También estaba el anestesista valenciano de Médicos Sin Fronteras Raúl Incertis, que abandonó el territorio palestino el miércoles. Mientras este último consiguió cruzar el paso fronterizo de Rafah y llegar ese mismo día a Egipto, el segundo no lo logró hasta el jueves. Más allá de estas salidas con cuentagotas, el Gobierno español, igual que los demás países con ciudadanos atrapados en la Franja, negocian con Egipto e Israel su evacuación.

El Consulado General de España en Jerusalén tiene una lista de 140 ciudadanos con pasaporte español atrapados en Gaza desde que Hamás lanzó su ataque contra Israel, el pasado 7 de octubre, y el ejército israelí impuso un asedio a la Franja, dos días después. En su mayoría tienen doble nacionalidad, española y palestina, y han expresado su deseo de salir. La cifra podría ampliarse hasta unos 170 con la inclusión de familiares.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, afirmó el jueves que este grupo de españoles y sus familias podría ser evacuado en las siguientes 48 horas. Una vez que el Ministerio del Interior de Gaza, bajo control de Hamás, había autorizado la salida de extranjeros de la Franja, las autoridades israelíes y egipcias estaban informando a los países afectados, agregó Robles.

Leer más  Israel abre una crisis diplomática con España al acusar a Sánchez de “dar apoyo al terrorismo” | Internacional

Evacuación aérea

“Allí está todo preparado para ir a buscar a los españoles entre hoy o mañana”, dijo la ministra a los periodistas en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid). La Embajada española en El Cairo ha preparado un equipo de acogida y el Ejército del Aire tiene dispuesto un avión Airbus 330 para ir a recogerlos a Egipto, como hizo los pasados 11 y 12 de octubre con 429 ciudadanos de distintas nacionalidades (334 de ellos españoles) que se encontraban en viaje de turismo o negocios en Israel y quedaron varados por la suspensión de los vuelos comerciales. “Si es necesario hacer una evacuación aérea, así se hará”, subrayó la ministra.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Fuentes diplomáticas se muestran muy cautas en cuanto al momento en que se podrá proceder a la evacuación del grupo, ya que la situación en el interior de la Franja es muy difícil (la carretera que une el norte y el sur ha quedado muy dañada, hay escasez de combustible y en ningún momento se han interrumpido los bombardeos) y el cruce del paso de Rafah resulta muy complicado. Una prueba de ello, alegan, es que el segundo español que consiguió salir de la franja lo hizo 24 horas después de lo previsto.

Un total de 342 ciudadanos con pasaporte extranjero consiguieron salir este jueves de Gaza, en el segundo día de apertura del paso de Rafah, junto a otros 21 heridos, lo que eleva la cifra de evacuados en 48 horas a casi 700 extranjeros y un centenar de heridos. El mismo paso se utiliza para la entrada de ayuda humanitaria, aunque en una escala muy inferior a lo que era habitual antes de iniciarse la actual escalada bélica y muy alejada de las necesidades de la población. España ha aumentado de 17 a 21 millones de euros su ayuda humanitaria a Palestina y se ha comprometido a duplicarla en los próximos días, hasta superar los 40 millones.

Leer más  El gran defensor de la educación en Afganistán, liberado tras siete meses en la cárcel sin saber de qué se le acusaba | Internacional

Aunque el Gobierno español abogaba por un cese el fuego para proteger a la población civil de Gaza, la UE acordó limitarse a pedir a Israel pausas temporales para facilitar el acceso de la ayuda humanitaria. España se ha ofrecido también como sede de una futura Conferencia de Paz para Oriente Próximo similar a la que tuvo lugar en Madrid en 1991. Pero la idea, más allá del respaldo de la UE, no ha encontrado eco entre los principales actores del conflicto.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_